viernes, 27 de mayo de 2016

UN ILUSTRE GUAYTARILLENSE

MANUEL MARIA DE GUZMAN, S. O

Nace en Guaitarilla el 25 de mayo de 1805, La poeta Tulia María Álvarez, quien trabajara como maestra en EL CID y su esposo Miguel Cerón Cerón, quienes fueron longevos y si bien no contemporáneos su niñez y juventud curiosa les permitió hacerse a información oral referente a nuestro personaje, nos indicó él y ella aún supérstite que se escuchaba decir que nació justo en esa vereda del pueblo y que de su familia cercana ya no vivía  nadie que fue hijo de un señor de nombre José Guzmán y  Ana María Quiñones. (Lo DE del Guzmán pareciera  ser más que parte del apellido un referente a otro venerable cristiano) llamado Orador del Sur, por su gran capacidad para realizar discursos improvisados pero ante todo destacados en la oratoria sagrada, es decir en lo que la gente del común llama EL SERMON.
Hago un paréntesis para acercarnos al concepto de dicha expresión: También conocido como la homilía; pertenece al  género de la  "Oratoria" oratoria que consiste en un  "Discurso" discurso de tema religioso, por lo general pronunciado durante el  culto cristiano. El sermón se pronunciaba, en la primera liturgia cristiana, en latín, pero después, en vista de que el pueblo  no entendía el latín culto, empezó a pronunciarse en lengua vernácula. El sermón podía ser dogmático, místico, ascético o parenético. Era dogmático si trataba de dogmas o relativo a la aceptación de normas deterministas dadas por la iglesia en torno dela fe; los sermones místicos los que explicaban los misterios inexplicables por los concilios y el papa; los que trataban sobre las prácticas religiosas, se denominaban ascéticos y los que versaban sobre cuestiones morales, parenéticos. Estos últimos se subdividían a su vez en homilías, pláticas y sermones propiamente dichos. "Fervorín Oración fúnebre (aúnoración fúnebre (glosando las virtudes de un difunto) y el panegírico (en honor de un santo).

Sus estudios de teología, humanidades y filosofía posibilitan que en 1830,  fuera ordenado diácono y a dos días de este hecho fuera ordenado sacerdote filipense (seguidor de San Felipe Neri). Nuestro predicador tenía  la verbalización de contenidos y conceptos religiosos muy claros; no es un poeta ni incursiona en la literatura y sus escritos son de carácter religioso.

Mi Miguel Cerón Cerón, hacía referencia a que fue condiscípulo del famoso PADRE FRANCISCO DE LA VILLOTA, de quien graciosamente afirmaba que: “había en unos santos ejercicios espirituales, sido objeto de tentación diabólica y tuvo que “sacar al diablo a rejo ventiado” del convento, más como lucifer se resistía opta el padre de La Villota por enlazarlo con su cordón, con tan buena suerte de atarlo del cuello lo arrastra con inusitada fuerza para amarrarlo luego a un árbol, de patas y manos y lo dejó bajo la sombra negra de la noche hasta. Al otro día, cuando el valiente sacerdote con otros padres y amigos van luego a verlo y se llevan la desagradable sorpresa de que no  estaba el diablo atado sino que apareció un marrano amarrado.” (Esta figura nos lleva a recordar como el mismo Jesús, sacó demonios y los echó convertidos en cerdos que fueron a parar al profundo abismo).

Manuel Maria De Guzmán, Estuvo postrado en cama, muy piadoso no paraba de seguir su devocional y laudes, en los últimos veinte días que no dejó de recitar sus acostumbradas peticiones a Nuestro Señor y la virgen para la hora de su muerte confiando el triunfo de la iglesia, por el Sumo Pontífice, por la Congregación de San Felipe y … el dia marcado para su inexistencia preguntó que “qué horas eran a quienes lo acompañaban”  y habiéndosele dicho  que era la una de la mañana del 24 de octubre, dijo que era el día de San Rafael Arcángel, 1895, con voz medio apagada ofreció las obras del nuevo día y con ellas su muerte a la edad noventa años y medio.

El señor Obispo de Caicedo, el Vicario General y padres de la Compañía, el Clero y una numerosa concurrencia de Pasto, asistieron a sus exequias, se decretó luto durante tres días en Pasto.

De los escritos del R. P. Guzmán, se conservan algunas meditaciones y novenas;
Novena al Dulce nombre de Jesús del Río
Novena a la Santísima Virgen del Rosario
Novena a Jesús agonizante en la Cruz
Meditaciones a la Sangre preciosa de Jesús.
Meditaciones de mayo Mes de María.
Meditaciones de las virtudes de San Felipe Neri.

De sus poesías no hay documentos testimoniales que acrediten su propiedad, y junto con sermones escritos  afirman biógrafos que: “fueron quemados por el mismo en momentos aciagos para la literatura nacional. Quiso el R. P.MANUEL MARIA DE GUZMAN imitar en todo a su Santo Patriarca Felipe Neri, hasta en el sacrificio de sus hijas predilectas, lo imita al arrojar al fuego el copioso producto escrito que guardaba fruto de su inteligencia  y sentimentalismo cristiano”.

Como relacionamos antes Francisco Santacruz, sacerdote de la Congregación solicitó a la comunidad  y obtuvo el permiso para  publicar las obras piadosas del Padre  Guzmán.

Dado que se ha cumplido el segundo CENTENARIO de su nacimiento el 25 de mayo de 2005 del ilustre Guaytaro, sin que la sociedad se conmueve ni motive, recopilo este anecdotario para difusión de su imagen y sea ejemplo para las nuevas generaciones, así como conozcamos lo que debe ser un recuerdo imborrable de su imagen, gracias a MAURICIO SOLARTE FAINI, quien ha rescatado su fotografía.

Anoto que tanto nuestro patriarca MANUEL MARIA DE GUZMAN i como el PADRE FRANCISCO DE LA VILLOTA, coexistieron cuando por la diócesis de Pasto estuviera el proclamado santo Ezequiel Moreno Díaz, de la orden de los agustinos recoletos.

¡¡¡¡¡ADELANTE PUEBLO DE GUERREROS!!!!