martes, 24 de mayo de 2016

SIN OLAS Y SIN PISCINA

Entre las diversas situaciones que logré verificar en viaje exprés como por los múltiples testimonios y evidencias de lo existente en la geografía del pueblo, es realmente la existencia material de una piscina. Que sea de olas  ? no hay hechos que la acrediten como tal. Que hay piscina ?  tampoco; porque no se puede llamar así a una mera construcción física que no pasa de ser cuatro muros de contención  y un piso enchapados, unos cuartos para vestier y otro supuesto para sala de máquinas en las pésimas condiciones de deterioro por el paso inclemente del tiempo y la corrosión. Y sin ningún otro aditamento de mobiliario apropiado para el relax y el descanso de usuarios; obvio usuarios inexistentes. Sin las barreras de protección ordenadas por la "Ley de piscinas" y lo más grave sin fuente hídrica para su abastecimiento; es decir existe y no existe, hay pero no la hay... No sé qué figura literal darle.....Lo mejor es afirmar sin temor a equívoco alguno QUE HAY.

Pero que ..... lo que hay es…. realmente.....      UN ELEFANTE  BLANCO.

Esta expresión muy coloquial en el lenguaje colombiano se refiere a que UN PUEBLO FUE ENGAÑADO,  que la ciudadanía Guaytara (hoy Guaitarillense ) fue embobada con una promesa cumplida a medias o que como en este caso hay algo inservible o inutilizable y/o fuera de servicio.

No se cumplió con el objetivo propuesto PERO SI SE HIZO ...... UNA GRAN .... pero GRAVE INVERSION DE RECURSOS.

Como evidentemente no se trata de dinerito de particulares como empresa privada, por ejemplo, o de persona natural alguna, no nos cabe ni la menor duda que se invirtieron recursos públicos por lo cual estaríamos hablando de la figura legal de DETRIMENTO DEL PATRIMONIO PUBLICO, o sea que se despilfarraron unos cuantos millones del tesoro nacional.

Esta "magna" obra pero magna… está ubicada fuera del casco urbano de Guaitarilla, por lo cual está relativamente lejos de servirle al público local y si fuese por el servicio a los habitantes de la vereda EL CABUYO, esta vereda no tiene una población mayor a 800 habitantes, todos en familias dispersas distribuidas en un marco de 5 Km2. Que muy contaditas veces harían uso de sus instalaciones y si fuese como me informan que se partió del supuesto o mejor de la hipótesis de que FOMENTARIA EL TURISMO NARIÑENSE HACIA GUAITARILLA, como dice el dicho popular   "se la fumaron verde" los que pensaron en esa posibilidad porque no se adecuó  la única vía de acceso, pues se pavimentó parcialmente; no se pensó en la logística propia de un servicio al público y de una infraestructura complementaria por ejemplo: cafetería, restaurante, bar, zona de parkin, y al menos uno o dos buses para llevar y devolver al pueblo a los usuarios o en su defecto haberse construido un pequeño conjunto de viviendas típicas o para el alojamiento de los visitantes.

Cómo funcionará de bien ..... si no tiene agua.... sino que es un depósito de basura....,  sin fluido eléctrico...., sin maquina adecuada para mover la pequeña mole de agua que generaría las ..... "tales olas" independientemente del área relativamente pequeña para ello.

A mi juicio y en sana crítica la IDEA NO ES MALA. Lo malo está en la falta de planeación, de previsión, de diseño y de ejecución, la designación de un administrador y su personal de apoyo o como le llaman de modo "el operador" incluso salvavidas y piscinero etc. sobre todo en épocas de fiesta en enero para la celebración de las fiestas patronales del NIÑO JESUS DEL CABUYO que tanta concurrencia ha llevado en los últimos años y en temporada de verano cuando pueden hacer turismo familias enteras de otras municipalidades.

Lo grave también radica en el paso indolente de varias administraciones locales que no le han puesto un ápice de atención al potencial que la obra representó en 15 años de existencia y los recursos y trascendencia del pueblo que realmente generaría si hubiera o tuviesen otra visión de futuro.

Es grave que haya una comunidad impávida que no actúe en defensa de sus intereses y grave o muy grave que ni la personería, ni los alcaldes subsiguientes hayan formulado denuncia penal para que sea la Fiscalía la que investigue el presunto desfalco.

Este artículo va dirigido a la toma de conciencia de ese pueblo engañado y hasta indolente y de los funcionarios actuales para terminen la obra y hagan las denuncias pertinentes y no cohonesten con presuntos delitos. ( cohonestar, del latín. cohonestare) Dar apariencia de justa o razonable a una acción que no lo es.
Por ello estaré remitiendo derecho de petición para que se determine el origen de los recursos, los contratistas, la administración pasada responsable del proyecto y contrato y se cree una comisión técnica que haga inspección ocular y presente un informe a la nueva administración municipal y al suscrito articulista.
En fin la obra es recuperable y puede funcionar. Nunca es tarde.
Espero así dar respuesta a muchos de mis lectores que preguntaron por la existencia de la piscina.

¡¡¡ADELANTE GUERREROS DE MI PUEBLO !!!