martes, 24 de mayo de 2016

AL 18 DE MAYO

18 DE MAYO PARA EL FUTURO

Fecha de sinigual importancia local que rebosa los corazones año tras año de noble sentimiento ante la ejemplificante acción revolucionaria que indígenas sin formación en la lucha pero que llevadas por las angustias humanas determinaron sin mayor análisis que la agobiante economía imperante en el suelo incaico del norte,  propiciada por el sistema económico casi esclavista dentro del modo feudalista marcado por la corona ibérica, era ante todo inhumano e injusto frente al aprovechamiento que estos ejercían sobre la tierra que los foráneos de apellido y abolengo les usurparon por el poder de la conquista desencadenada en el nuevo continente a partir del descubrimiento y sobre los pocos bienes y servicios existentes,  sin descartar las formas de economía centrada en la tributación agravada por la necesidad de soportar un guerra de la corona allende los mares que les era del todo ajena pero que tocaba sus "bolsillos" lo cual compagina entre nativos y criollos la animadversión y el espíritu de resistencia que desencadenara en movimientos de rebeldía en muchas otras poblaciones del continente indígena, amerindio o en últimas americano,  neocoloniales en los que la explotación y la discriminación eran crecientes y ya tocaba el dolor humano, caldo de cultivo suficiente para desencadenar la acción de protesta que también se diera por parte del PUEBLO GUAYTARO.
Hoy la reflexión no se hace para convertirse en un artículo más para generar una cátedra para la academia o para la historia patria local que suficientemente lo han hecho a lo largo de los últimos 30 años, Guaitarillenses connotados que como Arturo Solarte Córdoba o Teódulo Alfonso Camacho han ilustrado el tema con investigación y sustentación meritoria basados en referentes no solo de José Miguel Ortiz, de Lucas Solarte , las enseñanzas de maestros insignes como Marco Aurelio Solarte Torres, Carlos Solarte, José Hernán Solarte, Carlos Betancourt Ortiz, Elsa María Solarte Córdoba etc. Apoyados en textos de indias de Pedro de la Cieza, Leopoldo López Álvarez, Ignacio Rodríguez Guerrero, en Sergio Elías Ortiz, Horacio Larraín, Justino Mejía y Mejía, José R. Sañudo  y muchos más; nuevos investigadores como Guillermo Narváez Dulce y Lidia Muñoz Cordero etc. Y lo cual ha conllevado y con juta razón a que su trascendencia sea centro de estudio por parte de La Academia Nariñense de Historia y se lucha para que no se quede guardada en dichos anaqueles y bibliotecas regionales SINO QUE SEA LLEVADA AL AMBITO NACIONAL.
Lástima da que cuando Darío Martínez Betancourt, lo intentara en el Senado de la república y de lo cual nos debemos sentir honrados y gratos, fueran los tuquerreños los que se llevaran los méritos, los reconocimientos y el presupuesto y nosotros los abanderados de la ACCION  COMUNERA Y GUERREROS DE LA LUCHA REVOLUCILNARIA, apenas si tuviésemos las migajas.

Hemos sido premiados políticamente con la representación en el congreso actual pero no se ve una ACCION REIVINDICATORIA ni para Nariño, eje de esta revuelta sin contar con la de Tumaco y menos para Guaitarilla, Sapuyes, Yascual, Imués y obvio Túquerres, teniendo como tenemos en la sabana a Javier "Tato" Alvarez descendiente de mi tronco común Simón Alvarez (quien fundara Samaniego) y en el pueblo a Liliana Benavides Solarte. A tiempo está para no pasar en blanco en tan magno cargo con la región.

A los demás quienes nos hemos propuesto la tarea de la difusión, lo propalemos en todas parte con ORGULLO PATRIO y convoquemos a nuevas gestas por la reivindicación y desarrollo de la comarca.
¡¡¡ADELANTE PUEBLO DE GUERREROS!!!