sábado, 12 de marzo de 2016

LA PILA UNA HETENCIA PARA EL VERANO


La palabra puede significar acopio, abundancia, que sobra y nunca falta, puede tomarse comon carga de energía para las linternas de bateria; hoy puede significar ponerse en acción o con el dinamismo necesario para hacer algo.
Tiene un poco de todo, es lo que expresa la fotografía anexa, pues no estaba lejos de toda buena intención en 1849 don ANTONIO CORDOBA, nuestro primer ALCALDE MUNICIPAL, al  iniciar la vida institucional soberana, autónoma y administrativa GUAITARILLA.

Si ésta imagen representa en ese entonses la carencia de acueducto y muchas cosas mas pero en su creatividad copió de los campos los viejos CHORROS en que se trasladaba el agua de alguna vertiente a las tinas y ollas caseras    para llevarla al hogar y darle los usos conocidos.

Para el caso eran nacederos cercanos al entorno del potrero que luego daría paso al parque principal y casa de gobierno;  que mediante un aposamiento  y con uno o dos juncos de chacla o de carrizo, tal vez, pudo formar una fuente o surtidor del líquido tan preciado hoy y ayer y siempre.

Con dos fuentes o PILAS abastesía a la poca pero floreciente población de los GUAITAROS O GUAIROS.
Hoy al fundador de la municipalidad le sorprenderán los avances, pero llorará a cántaros por la tala de nuestros bosques nativos, pues no verá los colchones de agua de chaucha, la burrera, el cucho y el alto y ver lo que fueron verdaderas fuentes LAS QUEBRADAS si no secas convertidas como en Bogotá, Cali y Megellín, VERDADERAS CLOACAS. Solamente se sentará en la esquina de Segundo Calderón y Alfredo Córdoba a pasar un bocado de agua de la PILA que con su lucha y protesta lograr perpetuar y yo poderles contar esta história.
LA PILA DEL PUEBLO NUEVO es un herencia cultural que núnca debe desaparecer y en ella muchas familias en escaséz de cualquier condición hasta hicimos "cola"  fila respetando el turno para tomar el líquido en vía de extinción.
Proteja lo poco de monte que queda si no quiere que se haga realidad ese ruido que desde otros paises en su plenitud de crisis taladra mis oidos y los de los niños y jóvenes del futuro...La próxima guerra mundial no tedrá otra causa mayor mas que PELEAR POR EL AGUA. Dios nos proteja.
Reforeste, no mas cocina con leña, no mas exportación de maderámenes. No contamine las quebradas y cuencas del pueblo, mire que nuestras quebradas casi están secas. Despues los secos y sedientos serán nuestros cuerpos.
Es la hora de la conciencia y de fortalecer nuestros montes y no tengamos que llorar piedras en vez de lágrimas. Y que no nos juzgue nuestro primer alcalde.
¡¡¡¡¡ ADELANTE GUERREROS DE MI PUEBLO !!!!!!