viernes, 25 de diciembre de 2009

UN PLATILLO NAVIDEÑO DE GUAITARILLA


Esta es una época agradable para toda la familia mundial, representada en el renacer de las esperanzas y en la proximidad de la quema de las tristezas y desventuras que quizás no deseamos pero nos trajo este año.

LA NAVIDAD, fundamentalmente recordatoria de la encarnación del DIOS HIJO fortaleza de nuestro espíritu que permite integrarnos como hermanos cubiertos por la misma luz y protegidos por la MADRE SANTISIMA en nuestro terruño ANUESTRA SEÑORA DE LAS NIVES.

También es un espacio de UNIDAD FAMILIAR Y DE BUENAS INTENCIONES PARA NUESTROS AMIGOS que se materializa en la entrega generosa de REGALOS de toda índole pero el mas deseado es el REGALO DE AMOR base de dicha unidad.

En el HOGAR se fortalecen los lazos de amistad y cariño con muestras muy sencillas que invitan a celebrar en humilde mesa UN CONVITE cuyo sabor es el amor del hogar.

Por ello hoy le contamos a nuestros lectores que en GUAITARILLA, el COMPARTIR es algo clave pues después de asistir al PASE DEL NIÑO, como lo explicamos en entrada anterior y a la eucaristía, en casa se consagra ESE AMOR FILIAL Y FRATERNO con un PLATILLO no propio de un gourmet, sino de habilidosas manos y exquisitos gustos de madres de familia de GUAITARILLA, entregadas con suprema generosidad.

Dicho platillo parte de un cena, no necesariamente de "media noche", mas bien tempranera y si hacia la media noche, en la hora en que los niños desesperan por abrir su regalo, mejor por correr a mirar "DEBAJO DE LA ALMOHADA" que les despachó el NIÑO DIOS, antes de caer profundamente dormidos, se les brinda con cariño y ternura a todos chicos y grandes UN DELICIOSO CAFÉ CON EMPANDA.

Su hojaldre se procesa de harina de trigo, muy fina, mojada con agua hervida con miel de panela y una "pisca de sal" , esta masa después de LAUDAR, o sea alcanzar algo de maduración en tiempo record de 10 minutos se "estira" con un rodillo de hojaldrar hasta obtener una lámina de masa delgada y con cierta consistencia que al cortarse en círculos del tamaño de una boca de vaso no se rompa y aguante la carga de relleno que se le echará .

Dichos cortes circulares luego se rellenan de un "guiso" combinado de arroz blanco cocido, sazonado con cebolla picada finita, sal y achiote, un colorante natural, al gusto, al que se le integra huevo duro picado en trocitos pequeños (este huevo se cocina en promedio de diez por libra de harina y libra de arroz a utilizar) se dejan enfriar, se "pelan" es decir se les quita la cáscara y una vez descubiertos se cortan en cuadritos, para lo cual se utiliza un cuchillo de cocina finamente afilado y que se unta de agua para evitar que el huevo en especial la yema se peguen al cortar los huevos, procure sacar la cuadrícula casi perfecta, el tamaño de cuadrito va según los gustos de cada personaje que hace las empanadas.

Este relleno se carga a las telas de masa cortadas y se sierran por los borde dando una forma especial lo cual pega de manera perfecta ; se dejan reposar sobre una mesa cubierta por una tela rociada o espolvoreada de harina para evitar que se peguen y luego de cinco minutos pasan a la sartén para ser fritas.

El aceite en la sartén debe permanecer a alta temperatura y con la llama de la estufa a fuego media que se regula en la medida que se cumpla la faena, … una vez esté listo el aceite a la temperatura deseada de 100 grados centígrados, se introducen las empanadas de una en una según el tamaño de la sartén. Esto permite que el hojaldre o masa de las empanadas selle de inmediato y luego se tiene cuidado de obtener un breve color dorado que avanza lentamente indicando el grado de cocción, se debe EVITAR REBULLIRLAS pues la tela del hojaldre formada no alcanza los tres milímetros de espesor, lo que haría que se rompan y de al traste con nuestro trabajo.

Las empanadas se sacan de la sartén y de inmediato se les esparce azúcar que se liga con la humedad del aceite con el que salen lo que da el combinado exquisito de la sal del interior del guiso o relleno y el dulce externo que tiene de aditivo final el hojaldre el cual con el acto de fritarse logra formar una pasta muy rica que muchos dicen popularmente haber quedado como para "CHUPARSE LOS DEDOS".


Esta es la famosa EMPANADA DE DULCE GUAITARILLENCE, que una vez terminada la primera sigue la otra y hasta tres con lo cual EL PLATILLO satisface el deseo de los comensales y se consideran el inicio DE LAS PASCUAS DE NAVIDAD.

Existe otra variedad que es la conocida como EMPANADA DE AÑEJO, de la cual hablaremos en otra entrada en especial de la preparación de la masa que tiene un toque especial aunque el guiso de relleno puede ser el mismo o con carnes.

Como podemos apreciar en la imagen expuesta es una sencilla taza de café muy colombiano, por su puesto, acompañado de una dorada empanada, empanada de dulce.Una vez obtenida la cantidad deseada según el número de convidados se sirven en bandeja de buen tamaño de manera aglomerada que incita a comerlas "de una" con su café que algunos prefieren negro y otros blanqueado con leche.