sábado, 31 de julio de 2010

PUEBLO AMADO NUNCA NEGADO



Tomado parcialmente de RCN Y REVISTA SEMANA “HERMANOS SOLARTE, así se conocen en el mundo empresarial de Colombia y en especial en el de las GRANDES OBRAS CIVILES a CARLOS Y LUIS HÉCTOR, ambos ingenieros de la Universidad del Cauca. Se les conoce como los pastusos por ser de Nariño”, por la común manera como a todos los sureños nos identifican los cachacos o rolos y el vecindario de costeños, paisas, boyacos, pingos, toches, llaneros, cuyabros, caleños etc. Y no propiamente por la especial región cultural, artesanal y artística, convivencial y pacífica; emprendedora y productiva como en realidad se debe caracterizar nuestras gentes de Nariño y en estricto sentido a los GUAITARILLENSES o GUAIROS, como lo son ellos Y NOSOTROS.

El mito en torno a ellos dice que “al comienzo llegaron a dormir debajo de los buldóceres, algo que Carlos niega, y relaciona con su dedicación al trabajo”, (Revista Semana), Pero aún si así fuese hay realidades de verdad míticas en torno de ellos, por ejemplo, cuenta doña TULIA MARIA, (La poeta) que conoció a su familia en especial a sus progenitores con quienes vivieron en el sector del pueblo nuevo, camino de el empedrado (dos barrios del Municipio de GUIATARILLA) y que les conoció en su tierna infancia les vio crecer como chiquillos bribones y juguetones, siempre ayudando en los quehaceres de casa pero ante todo muy juiciosos.

Agrega la poeta, que siendo vecinos, por lo cual se sabía todo de todos, y recordemos aquella frase de tradición “pueblo chiquito infierno grande” no por lo que se viva en guerra sino por lo que todo se sabe y lo que se oye se vuelve público, alguna vez en un temporal de invierno crudo y cumpliendo sus deberes hogareños tenían que cuidar los cerdos, marranos O PUERQUITOS que criaban o engordaban, como es tradicional en las familias colombianas, sin que por esto se nos caiga un pelo, que la cochera estaba muy enlodada y los “pilones” donde comían los animalitos estaban igualmente enlodados y sucios y era necesario cambiarlas de sitio por lo cual uno de ellos asumió este trabajo con suerte que las piedras estaban casi sueltas y fue fácil desplazarlas y al cambiarlas de puesto, la suerte pasa a ser buena suerte pues se le asoma mostrando entre el hueco que dejara uno de los pilones un “zurrón” o mochila de monedas “fuertes” o de plata antigua, me imagino LEY CIEN, es decir se “enguacó” EL HOMBRE.

En el correvedile del pueblo se decía que: “¡Los Solarte, se encontraron la GUACA!”. Quien sabe que mas joyas encontraron…., pues la suerte es la suerte, de esto dan cuenta los comentarios y versiones de nuestros mayores.

Hagamos un paréntesis para explicar que: La guaquería es en GUAITARILLA y otros pueblos de Nariño un oficio de los varados en especial la noche del tres de mayo, ir por los campos viendo entre potreros si “arde la guaca” (llama producida por gases concentrados que emergen del hueco donde esta el entierro al aire) y son visibles a prudente distancia. Guardar sus joyas y dinero era una costumbre de los “antiguos”. Se refiere el término a personas mayores de edad algo pudientes que en la época de la colonia y de la violencia preferían esconder parte de su riqueza monetaria antes que entregarla a los colonizadores o a los malandrines violentos que se lucraban de los inocentes que lograron generar unos denarios a punta de trabajar, era enterrando o escondiendo parte de su capital como que al pasar la tormenta podían rescatar algo y sostener sus familias.

Muchos de estos entierros jamás fueron encontrados por quienes los escondieron pues tuvieron que emigrar para otros lares (tristes épocas de desplazamiento que la historia no vindicada, véase el caso de los palenques en la costa Caribe) o no volvieron u olvidaron el lugar de escondite o sencillamente murieron o quienes guardaban el secreto también sin dejar aviso de donde encontrar el “zurrón” y en muchos casos las señales dejadas desaparecieron por lo cual se generó un realismo mágico y para otros un mito. Entonces el mito no es dormir debajo del buldócer sino encontrarse la guaca.

La explicación del caso es que la casa que la familia Solarte habitó, aclaro de LOS hermanos Solarte a CARLOS Y LUIS HECTOR, como la prensa los conoce pues hay muchas familias Solarte, como los del ex magistrado MAURO SOLARTE, otros como los del señor JUSTO SOLARTE, otros como los de don IGINIO del padre ROMAN, los Solarte de ARTURO industriales harineros en Colombia, Solarte camioneros de Guaitarilla etc. es que la casa que hace no mucho tiempo era una casa de mayorales del pueblo, lo que llamaríamos una casona, la que fue hecha de tapia, muros altos, tejado de barro al mejor estilo de la madre patria, andenes amplios, cornizas extendidas soportadas con pilares de buena madera, pesebrera, cochera, y un amplio patio para secar el trigo y maíz de reciente cosecha contaba con amplias alcobas, y de paso una pequeña extensión de tierra o potrero donde se tenía al menos una vaquita lechera y dos o tres caballos para el patrón. Casa que heredaron de generaciones antecedentes los cuales si bien no eran caracterizados como ricos de pueblo, tenían facilidades y medios para vivir.

La duda cabe si el ZURRÓN lo dejaron sus abuelos o alguna familia que en dicho espacio pueblerino viviera anteriormente, pero no solo la suerte cambio el destino de LOS HERMANOS SOLARTE, también lo fue el afán que por la década de los años 40 y 50 del siglo pasado (XX) las familias tenían fincada nuestros padres entre “ceja y ceja” y que la mejor herencia que nos podían dar para la vida “era el estudio” y así lo entendieron y por ello emigraron a la ciudad de Pasto donde abrieron mas su pensamiento y visión del mundo, luego estudian en Popayán y regresan como ingenieros pero muy ingeniosos y vivaces a desarrollar su proyecto de vida como OBREROS DEL ESTADO, cambo el término por uno mas lógico CONTRATISTAS lo cual les abriera puertas en todo el país. Mas su espíritu emprendedor e intrépido los lleva a consagrarse con la magna obra de LA LINEA, una de las mas empinadas cumbres cordilleranas del país y que como ingenieros otros no se le midieron a tan histórica obra que es la que los lanza como unos de los mejores ingenieros civiles de Colombia, luego pasan a otros departamentos y finalmente en Bogotá, adelantan grandes obrar y constituyen sus empresas con lo cual su proyecto de empresa se consolida cada día mas.

Entonces no es como los pintan de magnates y de nuevo monopolio si me gusta la expresión aunque su pasado es de humildad y cariño por el trabajo y que hoy hacen con mucha calidad y cumplimiento “nueva clase empresarial que se fortalece con las concesiones viales. De ella hacen parte personas consideradas de las más ricas del país. La clave de su éxito: dedicación, sagacidad y apuestas arriesgadas”. Entonces no es gratuito su mérito y por ello se han certificado bajo NORMAS TECNICAS de gestión de calidad ejemplo, Reconocimiento a la GESTION DE CALIDAD ISO 9001 Y 14001 Y OHSAS 18001

Continúan quienes comentan con no poca mala intención: “Fueron los grandes beneficiados cuando por razones políticas el gobierno autorizó la doble calzada de Briceño a Sogamoso, que casi les duplicó el contrato original. Los hermanos Solarte, quienes permanecen de jeans, botas y casco en todo momento, son las personas naturales que han comprado el mayor número de acciones de Ecopetrol, por una cifra superior a 60.000 millones de pesos . “La obra con una longitud de 219,7 kilómetros y con un costo de 475.000 millones contará con 18,9 kilómetros de doble calzada; 69,1 kilómetros de tercer carril. Además se construirán 14,7 kilómetros de variantes en calzada sencilla y 16 kilómetros de variante en doble calzada. Así mismo, se realizarán 10 intersecciones viales y 11 puentes”. jaicha@portafolio.com.co; cabe anotar que esta vía es una de las mas funcionales que tiene hoy la nación.

En recientes versiones tendenciosas propaladas por medios contrarios a la gestión de los empresarios GUAITARILLENSES, tal vez por contradictores del mismo gremio hoy los catapultan como NUEVOS MAGNATES DE LAS VIAS como queriendo significar que son usureros del presupuesto nacional, a lo cual salió como debía ser el ministro del ramo en su defensa pues de estos dependen sus obras, vemos el comentario: “El Ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, defendió la adjudicación de contratos asignados a la firma integrada por los hermanos Luis Héctor Solarte y Carlos Alberto Solarte Solarte.
La firma había sido cuestionada por el presunto incumplimiento de un contrato en la vía que une a Quibdó con Carmen de Atrato, sector donde en febrero de este año sucedió un accidente de un bus intermunicipal que dejó varias personas muertas.
"Nosotros no damos nada, ni quitamos, nada ni regalamos, ni arrebatam
os se la ganaron...y yo me siento tranquilo con ellos, uno tuviera potestad de seleccionar a dedo yo no hubiera duda en ellos y se la ganaron", dijo el ministro.
Los hermanos Solarte hacen parte de los consorcios ganadores del contrato de construcción de la doble calzada Buga- Buenaventura, del contrato corredor del Sur y Marginal de la Selva y el mejoramiento del tramo La Plata - Valencia - Guadalejo -Totoró, entre otros.
"Ellos son lo que más maquinaria tienen de todo
Colombia, el que se la gaga se la ganó y ellos se la ganaron" indicó el ministro.

Ahora y por cuestiones meramente politiqueras los engastan en situaciones muy ajenas a la realidad de sus vida, pues nunca a mi juicio han sido pequeños burgueses y menos de la tradicional casta conservadora del departamento, veámos lo que malévolamente expresan otros en los medios:” Junio 5 de 2009

Los Solarte y Solarte, nuevos contratistas encargados de las vías del país

Los hermanos Solarte son unos de los mayores contratistas de obras públicas y concesiones a nivel nacional .Provenientes de una familia conservadora de clase media de Guaitarilla, Nariño, los Solarte o los pastusos, como se les conoce en el mundo de la construcción, al que pertenecen desde hace más de 20 años, son reconocidos por pequeñas obras en su departamento, principalmente por desarrollar sin retraso, algunas obras en regiones con amplia presencia guerrillera en departamentos como Nariño, Huila y Caquetá, pero el traslado a Bogotá y la sagacidad para conectarse bien han dado frutos y por ello empresas de los Solarte participan en al menos diez de las veinte principales obras públicas de infraestructura y concesiones a nivel nacional.

El organigrama de los Solarte indica que los dos hermanos y sus hijos conforman un poderoso grupo empresarial en el que sobresalen las empresas constructora LHS, CSS construcciones, Luis Héctor Solarte y CASS constructores y compañía, quienes realizan actualmente las principales obras del país y los estudios y diseños para la marginal de la selva, vía con la cual se podría conectar a Putumayo, Caquetá, Meta y Arauca, e incluso interconectar a Venezuela, Colombia, Ecuador y Perú. La constructora CSS construcciones S.A también forma parte de la operadora aeroportuaria internacional OPAIN, en la concesión del aeropuerto El Dorado, con inversiones estimadas en 400 mil millones de pesos y 20 años de operación.

Los hijos de los hermanos Solarte, la segunda generación de la familia de ingenieros, están al frente de la constructora LHS también contratistas de grandes obras de infraestructura nacional.
Esta constructora aparece como una de las cinco empresas del consorcio Metrovías, encargado de la ejecución de la fase tres de TransMilenio, que comprende obras en la carrera 10 entre las calles 30 sur y la séptima norte, por valor de 178 mil millones de pesos” .

Finalmente, quiero en este artículo expresar a mis lectores que he encontrado el origen de la enjundia y capacidad de emprendimiento de los SOLARTE SOLARTE, la mayoría de apellidos de las familias colombianas devienen de origen hispánico y no lo es menos cierto el caso de los empresarios de GUAITARILLA, para esto nos apoyamos en los buscadores de internte: “El apellido Solarte tiene escudo heráldico o blasón español, certificado por el Cronista y Decano Rey de Armas Don Vicente de Cadenas y Vicent. Se sabe que los Solarte tienen o tuvieron radicación, entre otros lugares, en: * País Vasco y/o Navarra. * Lekeitio (Vizcaya). en su "Repertorio de Blasones de la Comunidad Hispánica", eso significa que el linaje Solarte tiene armas oficiales certificadas por Rey de Armas. Dicho Repertorio de Blasones de la Comunidad Hispánica es la mayor obra de heráldica española, donde aparecen los apellidos con su heráldica como el apellido Solarte ordenados alfabéticamente, con sus escudos. En dicha obra se han incluido el contenido de muchos manuscritos de la Biblioteca Nacional de Madrid y correspondientes a Minutarios de Reyes de Armas y recoge apellidos que como Solarte son españoles o muy vinculados por unas u otras razones a España, por lo que los del apellido Solarte están en esta tesitura. También se suman millares de escudos heráldicos y heráldica procedentes de varias Secciones del Archivo Histórico Nacional, así como de la Real Chancillería de Valladolid, Salas de los Hijodalgos y de Vizcaya, etc. En resumen, los del apellido Solarte han realizado alguna prueba de nobleza o hidalguía.

Julio de Atienza, en su "Nobiliario Español", recoge la heráldica e historia del apellido Solarte. Esta obra es de gran importancia para la heráldica ya que recoge la historia, pruebas de nobleza e hidalguía de los apellidos y linajes entre los que está el apellido Solarte. También figura el apellido Solarte en el "Diccionario Heráldico y Nobiliario de los Reinos de España" de Fernando González Doria, aunque presenta menos datos del apellido Solarte que el "Nobiliario Español".

La muy completa historia y heráldica del apellido Solarte aparece en la magna "Enciclopedia Hispanoamericana de Heráldica, Genealogía y Onomástica" de los hermanos Arturo y Alberto García Carraffa, y continuada por Endika de Mogrobejo. Son más de 100 tomos los que ocupa esta Enciclopedia donde podemos encontrar el apellido Solarte. Van ordenados alfabéticamente, aunque con añadidos al final de muchos tomos. Hay más de 17.000 apellidos, entre ellos Solarte.

El que el apellido Solarte se encuentre en "El Solar Vasco Navarro" de los hermanos García Carraffa significa que los Solarte son de origen vasco, navarro, o de otros lugares pero asentados en el País Vasco y/o Navarra. Los apellidos vascos se fueron formando tomando en cuenta los nombres de los lugares, y los personales variaban en cada generación e inclusive entre hermanos. Se tenía como costumbre tomar el nombre del solar para demostrar la posesión sobre el mismo. La denominación de las plantas, ríos, montes, bosques, peñas, campos les servían de inspiración. Se pueden distinguir términos, como el significado de los colores o piezas que integran los escudos, tener la información histórica nobiliaria del apellido Solarte, conocer los pleitos de hidalguía de los Solarte, ingresos a órdenes militares, saber sobre los títulos nobiliarios que puedan tener los del apellido Solarte, oficios honoríficos o cargos públicos de los Solarte.

* El apellido Solarte figura en la lista de apellidos de Gabinete Heráldico por lo que su historia completa y escudo o escudos heráldicos pueden ser conocidos en su página web: http://www.heraldico.com

Para infortunio personal y de mi familia LOS CERONES, hoy no mantenemos ningún vínculo personal con ellos, pero lo que fundamenta mi escrito es el que se propone como siempre el BLOG, rescatar y difundir nuestros valores, costumbre y talentos doquiera que se encuentren, por ello FELICITAMOS A LOS SOLARTE Y SUS DESCENDIENTES que esperamos lleven con orgullo las huellas que deja la historia de la vida de quienes como progenitores devienen de nuestro noble municipio.


Los hijos de los hermanos Solarte, que hoy son los responsables del primer grupo de la Fase III de Transmilenio, obra que marcha según lo establecido con el cronograma, tienen previsto participar en el corredor de la séptima.

"Nosotros hemos demostrado que sabemos como hacer estas obras y contamos con las capacidades técnicas y financieras para afrontar esta responsabilidad", afirmó el vicepresidente corporativo de la Constructora LHS.

Veamos lo que ellos mismos manifiestan y lo que otros tal vez no entienden:

“Carlos Alberto Solarte considera que este fue un año maravilloso, porque se hicieron a buenos contratos y que gracias a su equipo no tienen ningún temor por la magnitud de las obras. Para 2011, cuando se inicien los trabajos, el grupo pasará de 3.000 empleados a 5.000 para así poder aspirar a otras concesiones de manera responsable, sumado a una mejor capacidad financiera.

“Tenemos en la mira el sector III de la Ruta del Sol, La Autopista de las Américas y otros proyectos para dotar al país de dobles calzadas, con lo cual se volverá más competitivo”, explicó.

Si bien es un grupo que cumple con sus compromisos, ha tenido tropiezos, como la parálisis y renegociación de la vía Briceño-Tunja-Sogamoso, un corredor de 220 kilómetros que esperan entregar antes de que finalice el gobierno del presidente Álvaro Uribe.

También fueron noticia cuando un bus se accidentó en la ruta entre Medellín y Quibdó, adjudicada a CSS Constructores, y que generó una gran tragedia que enlutó al departamento del Chocó. Pese a que estaban en la etapa de preconstrucción y no era su responsabilidad, hoy están atendiendo un lío jurídico por este contrato, sostiene Carlos Solarte, a quien no le dejan de sonar sus dos celulares, que mira de reojo pero no contesta.

Este nariñense, nacido en Guatarilla, que abandonó su pueblo para ir a la capital del departamento a cursar sus estudios secundarios y que viajó a Popayán para estudiar ingeniería en la Universidad del Cauca, añora su tierra, a la que no pudo volver desde hace 15 años por la inseguridad.

Hoy es un empresario radicado en Bogotá que extraña la solidaridad de sus amigos pastusos, pero que considera que Bogotá es una gran ciudad a la que debe mucho de lo que ha logrado en su carrera profesional.

“Este año hemos ganado de todo, pero muchas veces nos ha tocado irnos de las audiencias con la cabeza baja, estos son gajes del oficio y a todos les pasa. Pero lo que a uno no le puede pasar es perder y perder siempre, porque esto descuaderna las finanzas de las empresas”, recalcó, al señalar que en muchas ocasiones también han sido derrotados por los que hoy son sus socios en algunos proyectos.

Agrega que a veces se cometen injusticias, como ocurrió con una licitación que adelantó Empresas Públicas de Medellín para construir una hidroeléctrica: “En ella estábamos precalificados y el ítem del pliego señalaba que ganaba el del precio más bajo. Cuando abrieron la propuesta económica la nuestra era la más baja, pero nos descalificaron y nos hicieron efectiva una póliza de cumplimiento por $5.000 millones. Luego de pleitear logramos que la bajaran a $200 millones, monto que supuestamente gastaron los abogados para confirmar que uno de nuestros socios sí había construido una obra similar en Argentina y tenía la experiencia”.

Por este proyecto la empresa de construcción pidió que se convocara un tribunal de arbitramento en el cual aspiran a ganar $26 mil millones.

Sobre la gestión del Ministerio de Transporte, sostiene que el titular de la cartera, Andrés Uriel Gallego, debería poner un techo y un piso a las ofertas de las licitaciones, como lo hace hoy la Gobernación de Antioquia y si está un 10% por encima o por debajo puede ser habilitado para entrar a la puja de la obra y de esta forma evitar que los proyectos tengan problemas en su ejecución.

Este ingeniero cree que si se quiere participar en grandes negocios hay que buscar la manera de asociarse con alguien que le sume y que lo complemente en experiencia y conocimiento.

No es un secreto que la corrupción en la adjudicación de obras públicas en el país ha sido una sombra, sobre lo cual Solarte afirma: “En el Ministerio no hay corrupción. Aunque era claro que no querían que nosotros nos ganáramos el tramo I de la Ruta del Sol y por ello estábamos descalificados. Afortunadamente nos habilitaron y nos adjudicaron un contrato que es un reto para nuestra ingeniería, porque tiene una serie de túneles, a los cuales no les tenemos miedo luego de superar el desafío del túnel piloto de La Línea, al cual nadie se le quería medir”.

Los Solarte han ganado varias de las obras públicas en los últimos años y por ello se les llama “los dueños de las carreteras”, lo cual, según la cabeza de la constructora CSS, “no es cierto, hay varias consorcios que tienen muchos más kilómetros”. “Nosotros hemos ganado algunos proyectos, pero también hemos perdido muchos. Lo que ocurre es que tenemos una organización que sabe hacer sus trabajo y por ello estamos donde estamos sin precios suicidas”, concluyó.

Participación de los Solarte Solarte en Colombia

CSS Constructores opera hoy las concesiones Girardot-Espinal-Neiva con 168 kilómetros, la cual se encuentra en operación; la Malla Vial del Valle del Cauca, de 500 kilómetros, de los cuales el 95% está construido; Briceño-Tunja-Sogamoso, de 220 kilómetros, de los cuales ya está terminado el 80%; en el tramo de Mediacanoa-Loboguerrero, en la vía a Buenaventura, construye 60 kilómetros. Y los sectores de Villeta-El Korán y El Korán-San Roque (Cesar) en la Ruta del Sol. También están Encano-Santiago; Sisga-Guateque-Santa María; San Miguel-Puerto Asís-Caquetá; Popayán-Inzá-Totoró-La Plata; Quibdó-La Mansa y Virginia-Quibdó. En el sector aéreo están en el consorcio Opaín que moderniza Eldorado.

· Jairo Chacón González | EL ESPECTADOR

La evaluación final del tramo III de la Ruta del Sol, que conectará a San Roque con Ciénaga y a Bosconia con Carmen de Bolívar y Valledupar, sólo se dio a conocer unas horas antes, lo que les impidió a los afectados subsanar las falencias para seguir en el proceso.

Este jueves en la mañana, cada uno de los seis proponentes respondió con el fin de satisfacer los requisitos para que el comité evaluador del Inco pudiera abrir el sobre con la oferta económica.

La evaluación final inhabilitó a los consorcios Zona 3 Ruta del Sol S. A. PSF, encabezada por el Grupo Odinsa, y Vías de Colombia SAS PSF, liderada por la firma OHL. De estos dos consorcios toma parte el empresario William Vélez, quien fue acusado de participar con dos firmas distintas en un mismo proyecto.

Hacia las 8 de la noche el Ministro garantizó que antes de terminar el miércoles se abriría la oferta económica y se adjudicaría la III fase de la Ruta del Sol, situación que finalmente se dio este jueves en la mañana. El ganador fue Yuma Concesionaria: Impregilo, Grodco e Infracon, quien superó a estos otros consorcios: Zona 3 Ruta del Sol S. A. PSF: Odinsa, Valorcom, Constructora Colpatria, Conconcreto; Consorcio Vías de la Competitividad: Conoisa; PSF Concesión Vial del Caribe: Mario Huertas, Meyan, Procopal; PSF Autopista del Sol SAS: Vergel y Castellanos, Hyundai; Vías de Colombia SAS PSF: OHL, Latinco y HB estructuras y PSF Concesionaria Ruta del Sol Sector 3 SAS: Odebrecht y los hermanos Solarte.

Con esta decisión cabe preguntarse si los HERMANOS SOLARTE constituyen un monopolio ¿? o un grupo empresarial de gran acogida por su fuera de trabajo y el nivel de cumplimiento que los ha catapultado en el concierto nacional como una empresa de gran capacidad de organización y emprendimiento, por ello trabajan con certificación de calidad.