miércoles, 19 de octubre de 2011

DE CASTOR A KASTOR

En esta oportunidad me refiero a uno de los delfines de don EUDORO CABRERA VALLEJO, joven de nuestra municipalidad que por sus propios medios después de estudiar en Pasto decide volar a Bogotá, copiando el modelo de dos de sus hermanos RUTH. Y ALVARO.

CASTOR que es su nombre de pila, como sus hermanos queda huérfano de madre a muy temprana edad, pues AURITA SOLARTE TORRES, hermana del poeta MARCO AURELIO (de quien hice otra crónica que se puede consultar en entradas antiguas del blog) fallece al tener a su último hijo GERMAN, quien fuera alcalde del municipio. Triste y dolorosa situación que don EUDORO, su padre supo sortear con estoicismo y valor.

Nos conocemos a CASTOR Y ALVARO en los vetustos asientos escolares de la llamada escuela urbana de varones, cursando nuestro primer año de primaria, mesones desproporcionados a nuestras diminutas figuras y con una butaca o banca de ancha y resistente tabla que soportaban como lo que mas aguanta el tropel de generaciones de muchachos inquietos, juguetones y traviesos como fuimos, estas eran de color negroide creo por las muchas manos mugrositas y hasta grasosas que por allí se rosaron acariciando el mueble N. veces como las plumillas de un limpia brisas de los autos.

Era Castor el menor de los dos y el penúltimo de la heredad, de cuerpo tierno y delgado por no decir flaco en comparación con ALVARO fortachón y un tanto mas alto, su tés blanca y con algunas pecas en sus mejillas, sus ojos un tanto claros o GARZOS como decimos en nuestro medio, de actitud serena y de inteligencia reflexiva quizás callado o de actuar silencioso, pocas veces se salió de casillas en sus actos salvo los alegatos cuando jugaba al neto, la valga, al pepo y cuarta, a la libertad o al balón, en esto también contrastaba su comportamiento con el fogoso ALVARO.

Nuestra relación y trato no fueron mayores pues lo que se fortalecía en la educación era el compañerismo, el valor de la amistad era poco o nada conocido entre nosotros solo se sabía que nuestras familias se estimaban y respetaban mutuamente y esa era la actitud que se preservaba en dicho modelo pueblerino, por ello al terminar esta primera fase de estudios nos dispersamos por distintas sendas. Los Cabrera fueron a estudiar a Pasto y yo quedé en Guaitarilla, como primera generación del colegio NUESTRA SEÑORA DE LAS NIEVES, a cuyo momento histórico fueron repatriadas algunas estudiantes como MYRIAM SOLARTE su prima, LILETH, su hermana, GIOVANINA SOLARTE, GLORIA CERON MONTENEGRO y MARIA EUGENIA mi hermana, entre las que yo recuerdo.

De este CASTOR CABRERA SOLARTE, casi no volví a saber nada, salvo unas que otras vacaciones que paseando por las calles nos permitían cruzar miradas, creo que él dirá lo mismo de mis actos.

Al pasar el tiempo nos encontramos en Bogotá, cuando él trabajaba en una comisión del congreso nacional y cruzamos un corto saludo y nos contamos que estábamos estudiando nuestras carreras profesionales de la cual considero fue persistente y dedicado a su LINGÜISTICA en la “Nacho” la UN. Universidad Nacional, de la cual yo me retiré y dejé mis estudios de Sociales por uno de los paros estudiantiles largos que se dieron al final de la década de los 70 e ingresé a la U. Autónoma. No fue mas nuestro contacto a pesar de que estaba muy enterado de su vieja amistad con mi hermano DANIEL RAMIRO por su relación amigable y cercana con RUTH su hermana mayor.

Por estos días su hermana Lileth, ha llamado a mi hermana María Eugenia para enterarla de un HECHO QUE ENGRANDECE A CASTOR y que es el especial motivo que me embarga y emociona para escribir este artículo que titulo de CASTOR a KASTOR en el cual muere no en lo biológico el CASTOR CABRERA sino en esa forma de vida que acabo de contar y nos permite vislumbrar el nacimiento a otra vida la del KASTOR NARRADOR, una nueva vida la del goce y disfrute del escribir LITERARIA, LA VIDA DEL LINGÚISTICA, en si la VIDA DEL ESCRITOR. Pone en juego su capacidad creadora y recreativa con la magia que le da su preparación universitaria que consolidara con sus estudios en la Universidad Javeriana y la experiencia como profesor universitario y el roce que cada dia gana participando en encuentros propios de su especialidad, las letras pero sobre todo las bellas letras.

Es que para mí, espero que mis lectores así lo hayan comprendido, lo que más me enorgullece y de mi se merecerán todos los reconocimientos es que hayan hechos sobresalientes que den mérito y gloria a nuestra comarca y engrandezcan nuestra cultura local pero que además la lleven más allá de nuestras pequeñas fronteras y se difunda con sabiduría por doquier con espíritu positivo. Por ello hoy cuando KASTOR, me regala su primera obra narrativa titulada LOS VISITANTES, una fantástica colección de cuetos.

LOS VISITANTES de KASTOR CABRERA, un guaitarillense que no niega ni reniega de su tierra natal se publica el mes de julio de este año (2011), es como si se ”parieran” a la vez dos personajes, de una parte el escritor y por la otra el libro. Vaya para KASTOR nuestra voz de felicitación y una dosis de entusiasmo para sega emprendiendo en estas lides y dando nombre a la tierra que le vio nacer y que quienes conozcan su obra por este medio la difundan y adquieran que es como se hace verdadero y real el reconocimiento al escritor, que para consolidarse necesita de los que aman la lectura.

Que bueno este parto del que ya disfruto con éxtasis su lectura, son cuentos como El sueño, Los visitantes, del que se extracta el título de la obra, Los olvidados, Amantes, Diario de un escritor, La lectora de Stendhal, El padre dedicado su papá don EUDORO. El diario de los sueños, La sociedad secreta y sierra Verano de caníbales.

No entro por ahora a comentar los cuentos ni a descifrar un estilo personal ni a ubicarse en un contexto la obra en general pero si quiero afirmar que en breve lectura su lenguaje incita a aferrarse a ella, a buscar un sentido en el manejo de situaciones y personajes, a interpretar de su versatilidad en el manejo de las palabras y de la composición como el surrealaismo de unos con el gran imaginario de otros lo cual lo embruja y entretiene pero a la vez genera curiosidad y ganas de no desprenderse de cada cuento que es como una historia de la vida real transportada a la fantasía creadora del autor, que buen manejo de las referencias extraídas de otros contextos literarios y como logran engranarlas hábilmente y con sutileza que las vuelve imperceptibles como si fueran propias de su texto pero las hace asertivas al contexto propio de cada cual y aprovecha justo el momento para hacerlo.

La verdad es que requiere de emoción y entusiasmo para leer y degustar la obra. Se que cada lector como es la finalidad de los mismos no en este sino en todos los casos de toda obra dejan en libertad a que cada cuento se asuma como el lector la entienda pues el escritor no escribe para si mismo sino para los demás, es convertirnos a sus “ávidos” como en los protagonistas de su propia historia en este caso de cada cuento.

FELICITACIONES A KASTOR y Bienvenida obra narrativa titulada LOS VISITANTES.

Asi que .... ¡¡¡¡¡ VIVA GUAITARILLA !!!!!



email para quienes quieran adquirir su obra:

kaz765@hotmail.com